La ubicación está genial

La ubicación está genial a 5 minutos de la parada de metro Vinateros. Las habitaciones están muy limpias y se nota que no tienen demasiado tiempo además de estar muy cuidadas. Grandes cajones de almacenaje con enganche para candado. Los baños son algo pequeños, pero hay muchos. El trato del peesonal impecable. Las zonas comunes, amplias, cómodas y con wifi gratis. Si estás buscando alojamiento barato en Madrid y no te importa no estar en el centro, no busques más. Relación calidad/precio de lo mejor de Madrid que he estado.